Conocí a Cristina hace dos años cuando creó su primera colección para hi little!, una marca de moda sostenible infantil que salía al mercado para romper las reglas.

En aquella época yo dirigía Biobuu y no dudé ni un segundo en incorporar hi little! a la tienda online, porque cumplía con todos los criterios que teníamos definidos para introducir nuevas marcas: tejidos sostenibles y producción local que apoyaba además, un proyecto social.

No hemos perdido el contacto desde entonces y en Octubre del año pasado, una mañana, mientras nos tomábamos un café en el centro de Barcelona, Cristina me contó la idea que tenía entre manos. Quería poner en marcha un proyecto de crowdfunding para lanzar la nueva colección de hi little! Pero no sólo eso, sino que quería trabajar bien el mensaje de la campaña, relacionarlo con el mar y vincular al proyecto a dos ONG. Además de seguir trabajando con los criterios sostenibles de su marca. Desde el primer momento, me pareció brutal y precioso a la vez.

Desde entonces, le he seguido la pista a Cris, muy cerquita, y hace poco más de 3 semanas que Mediterranean Fragility, el nombre escogido para la campaña, ya es una realidad.

El diseño y el mensaje de las camisetas diseñadas para esta ocasión es impecable y echa un vistazo a las recompensas porque te gustaran, estoy segura. Además los beneficios se destinaran a Open Arms y Open Cultural Center, dos ONG que están realizando una labor de quitarse el sombrero, ayudando a personas refugiadas.

 

El éxito que ha conseguido Cristina es espectacular. Ya ha conseguido el mínimo para hacerlo realidad y encara el camino hacia el óptimo. Y como a mí me gustan las historias de la gente que hay detrás de cada marca, de cada proyecto y de cada campaña hoy le hago una entrevista a Cristina Romero. Para que conozcas un poco más su marca hi little!, la campaña Mediterranean Fragility y sobre todo, para que la conozcas un poco más. 

Te dejo con Cristina Romero, cofundadora (junto a sus dos hijos) y Directora creativa de hi little!.

  1. Cuéntame un poco tu historia. Quién es Cristina y cómo llegaste a la decisión de crear tu propia marca de ropa sostenible infantil, hi little!

Cristina es crítica, cabezota y algo “Quijote”.

Era una niña muy creativa hasta que terminé el instituto. Fue el primer año de interiorismo cuando me di cuenta que mi creatividad se había adormecido por completo. Terminé los estudios y entré a formar parte del equipo de Proyectos, como Interiorista, en una gran empresa durante más de 12 años.

Al llegar la maternidad, encontré tiempo para reconciliar y reconectar conmigo misma. Fue entonces cuando volví a dibujar, retomé la costura creativa y sin quererlo, emprendí mi primer proyecto: Papilladefruta. Una marca de complementos e ilustración para los más pequeños.

Todo empezó como una aventura, sin ninguna pretensión. Sin plan de negocio y sin plan de marketing, pero siempre cuidando todo lo que hacía: producción de proximidad, en pequeña escala, diseños y fotografía muy cuidada. Y logré crear una gran comunidad.

Ese fue el camino previo a crear hi little! Todo un recorrido de aprendizaje, un máster en emprendimiento, diseño y creación de marca. Esa previa me permitió conocer el mercado Europeo de moda y diseño infantil, y lo que demandaba.

Y entonces, decidí empezar a trabajar con tejidos sostenibles y emprender un nuevo proyecto de una forma más profesional. Con una intencionalidad más potente y social. 

 

  1. ¿Qué te llevó a crear una marca con valores sostenibles? ¿Qué significa para ti hi little!?

hi little! es una evolución personal, es un legado. Es un proyecto con visión de futuro, que habla del mundo que queremos dejar a nuestros hijos y que cuestiona lo que se nos presenta en la sociedad, como algo normal.

Pretende ser un modelo disruptivo de cómo concebimos la moda en la actualidad. Trabajamos colecciones a partir de temas que afecten a la infancia, utilizando el ingenio y la libre interpretación. Con la intención de hacer pedagogía y de implicar a toda nuestra comunidad de familias. Siempre ofreciendo un producto de calidad, con unos criterios de producción que respeten a las personas y el medio ambiente.

  1. ¿Cómo definirías la campaña Mediterranean Fragility? ¿Por qué un Crowdfunding?

Mediterranean Fragility es un llamamiento, para encender la mecha y crear una marea de niñas y niños y que denuncien una realidad que se les esconde.

Mediterranenan Fragility no son sólo unas camisetas solidarias y un libro, hay mucho más detrás. Presentar la campaña a través de Crowdfunding, nos permitirá validar la idea del proyecto, generar una comunidad afín y ajustar la producción a la demanda.

  1. Fuiste valiente y diste un paso más allá, solidarizándote con una buena causa. ¿Por qué los refugiados y el mediterráneo?

Mediterranean Fragility es el resultado de una durísima realidad silenciada por los medios. Habla de la empatía, de ponerte en la piel del otro. En una sociedad con tantos prejuicios, tenemos que armarnos de valor y alzar la voz. La crisis migratoria es un problema de todos, no de unos pocos.

Queremos hacer partícipes a los niños y a sus familias, haciendo que sean conocedores de ésta situación y así sepan quien está ayudando y quien no. Esto hará que saquen sus propias conclusiones. Y puedan seguir el ejemplo en el futuro.

No son sólo unas camisetas solidarias y un libro. La intención es conseguir que se trate la crisis de los refugiados en profundidad, también en las escuelas y en otras comunidades.

Por ejemplo, en la escuela de mis hijos, durante el tercer trimestre de este curso, se desarrollará un proyecto educativo en todos los niveles, que abordará el asunto en profundidad. Concluyendo con una jornada de puertas abiertas, donde niños y niñas presentarán lo que han trabajado.

Paralelamente, durante el mes de Mayo, tendremos la expo viva de OCC “Puerta abierta, Frontera cerrada” en un centro cívico de nuestra ciudad, que servirá de apoyo al proyecto. Y se realizarán distintas acciones de sensibilización abiertas a todo el público.

  1. ¿Qué estás aprendiendo durante el proceso de la campaña? ¿Lo recomendarías a otros emprendedores? ¿Qué es lo que más te gusta? ¿Y lo que menos?

La verdad es que estoy súper sorprendida con la gran acogida que Mediterranean Fragility está teniendo. A diario recibo mensajes de apoyo y personas agradeciendo la iniciativa. Esto evidencia que mucha más gente cree en lo que hacemos.

Una campaña de Crowdfunding es una alternativa muy buena para financiar proyectos, validar si es de interés y tiene la ventaja de que comporta un riesgo mínimo.

Por este motivo lo recomiendo, por supuesto, pero hay que tener en cuenta, que es muy importante trabajar bien la campaña, el mensaje y hacer un buen plan estratégico para que tenga éxito. Y no dejar de comunicar. Antes, durante y después.

Lo que más me gusta es la comunidad que estamos creando y todo lo que está surgiendo de esta iniciativa. Es un proyecto muy vivo en el que durante 40 días van pasando cosas que ni siquiera habías planeado. ¿Lo que menos me gusta? Imagino que tendré que esperar a terminar todo el proceso para saberlo.

  1. Recomiéndame un libro, una peli o un documental y una ruta en familia.

Libro: “La elegancia del Erizo”

Peli: Captain Fantastic

Ruta en família: La Fageda d’en Jordà en la Garrotxa, o visitar los pueblos de la costa Brava y el sur de Francia.

 

Gracias Cris, por mostrarte y dejarme que lo cuente <3

Yo ya he hecho mi aportación. ¡Anímate a hacer la tuya!